Un uso importante de esta evaluación es el fomento de la mejora de resultados. En este aspecto, se utiliza para comunicar a los colaboradores como están desempeñando sus puestos y proponer los cambios necesarios en competencias desde el Saber ser, hacer y estar. (Comportamiento, actitud, habilidades o conocimientos). La información obtenida de la evaluación sirve también para determinar las necesidades de formación y desarrollo, tanto para uso individual, como de la organización.
En tal sentido se aclaran las expectativas de la empresa en relación con el puesto; para guiar planes de acción y de mejora.

Chatea con nosotros